Atletismo Afectivo

Trabajo de investigación sobre la emoción en el Laboratorio de Investigación y Montaje ETM, basado en el “Atletismo Afectivo” de Antonin Artaud.

DANZA TURCA.

¿Qué implica abordar la actuación desde un atletismo afectivo?


El atleta entrena su cuerpo con el objetivo de optimizar su estructura ósea y muscular para expandir su velocidad, resistencia y fuerza. Para esto el atleta no solo hace reiterados ejercicios que lo llevan al límite de estos mecanismos, si no que trabaja en su mente y sobre todo en su capacidad pulmonar. La respiración regula todos los sistemas que se implican en el movimiento. Podríamos pensar que esto aplica a solo los deportistas en las competencias, pero si viramos este mismo trabajo a la afección, es decir: al sentir, podríamos ver que un actor busca directa o indirectamente ser un atleta de las emociones. Atleta proviene en parte del vocablo “aethos” el cual es sinónimo de esfuerzo. Entrenar la emoción no es trabajo simple y ubicarnos en que para expandir nuestra capacidad afectiva debemos realizar la tarea con ardor, nos ahorrará la búsqueda de resultados inmediatos y superficiales.


Imaginemos a un maratonista que dentro de un tiempo tendrá una importante carrera. Imaginemos a una actriz que dentro de un tiempo tendrá un importante rol protagónico en una obra a estrenar.


Así como el maratonista se prepara durante meses para la carrera, “ensaya” la carrera, una actriz se prepara para la función, “entrena” la función. ¿El maratonista corre con menos esfuerzo porque no es la carrera real? El maratonista cada vez que entrena busca superar el tiempo que logró la última vez, entonces en los “ensayos” de la carrera compite con su yo pasado, buscando superarlo. ¿Y la actriz? Sí, hace lo mismo.

Ahora pensemos qué elementos físicos se involucran: en un ejemplo se involucran la respiración, la tensión y distención muscular, la postura de la columna vertebral, el movimiento y la regulación de la velocidad, la mente en calma y el objetivo enfocado. En el deportista también.


En “Un Atletismo Afectivo” se expone “El punto en el que se apoya el atleta es el mismo en que se apoya el actor para emitir una imprecación espasmódica; pero en la carrera del actor se ha vuelto hacia el interior.” (ARTAUD, 1938)

Artaud identifica a la respiración como apoyo primordial para el adentramiento a la emocionalidad, afirma que los actores deben abandonar el instinto “pobre y vago” y verificar la hipótesis presentada a fin de reducir al alma a aspectos fisiológicos que generan vibraciones. A su vez afirma que el alma tiene una expresión corporal y a través de esta expresión podemos comprender el “secreto del tiempo de las pasiones” para definir esto toma La Kabbalah y las respiraciones de los arcanos principales, sin necesidad de adentrarnos en la filosofía kabbalah, cabe destacar que estas prácticas respiratorias – como meditación - se hayan en el Yoga y las Artes Marciales por ejemplo.

En la descripción de los tipos de respiraciones y sus efectos, Antonin narra que la pasión está sujeta a las fluctuaciones plásticas de la materia, esto quiere decir que el artista comprendía que para transitar la emoción actoralmente, se debía adentrar a la parte fisiológica de la misma. A su vez plantea que el teatro psicológico moderno no tenía esto en cuenta: el tempo.


El tempo es la forma de dividir la respiración, cada respiración responde a un tipo de emoción, el maestro nos dice “Pues si el conocimiento de las respiraciones aclara el color del alma, con mucho mayor razón puede estimular el alma, facilitar su expansión” (ARTAUD, 1938) En el esfuerzo respiratorio del intérprete este encontrará mecanismos del propio organismo que generan emociones diferentes. A su vez afirma que en esta exploración el actor podrá alcanzar sentimientos desconocidos.

Algo muy interesante que nos trae Artaud sobre la metafísica es que el menciona constantemente el alma del sujeto actoral, esta alma representada en el cuerpo puede ser expresa mediante la respiración.


Antes de seguir avanzando permítanme analizar etimológicamente esta palabra y destacar el poder de síntesis que esta toma para nuestra tarea: Alma, deriva del vocablo latino anima, y éste de ánemos, como forma de soplo, aliento o fuerza creadora. ¡Fuerza creadora! El alma aquí no es algo intangible, inefable, aquí el alma es el cuerpo escénico buscando el cambio.

Las primeras respiraciones que menciona Artaud son las siguientes:

ANDRÓGINO

MACHO

HEMBRA

EQUILIBRADO

EXPANSIVO

ATRACTIVO

NEUTRO

POSITIVO

NEGATIVO

En La Kabbalah estas respiraciones conforman el ciclo vital y afirma que cuando se expande la capacidad respiratoria se expande la capacidad espiritual.

Con fines prácticos, vamos a vincular estas respiraciones y traducirlas a fin se pueda trabajar con las mismas.

ANDRÓGINA = COMPLETA

Durante la inhalación, el aire va llenando primero la parte inferior, media y alta de los pulmones. En este proceso, los hombros y el pecho se quedan estáticos, no se mueven y son las costillas las que se expanden. Luego, al exhalar, el aire sale de forma inversa a como entró en los pulmones, y las costillas se contraen.

MACHO = TORÁCICA

Este tipo de respiración es incompleta, pues la hacemos utilizando los músculos de la zona de las costillas que, durante la inhalación, se abren o expanden la caja torácica hacia los costados.

HEMBRA = CLAVICULAR

Se trata de un tipo de respiración más superficial. Cuando la hacemos, llevamos los hombros y la clavícula hacia arriba durante la inhalación mientras contraemos el abdomen. Es por esto que requiere de un gran esfuerzo, pues debemos obtener poco aire.

EQUILIBRADA = FLUÍDA

El caudal de inhalación y exhalación es el mismo. La cantidad de aire que ingresa y egresa del aparato respiratorio es la misma cantidad, generando una correcta oxigenación del sistema.

EXPANSIVA = SUELTA

La exhalación es más intensa que la inhalación. Aquí se libera más aire que el que ingresó generando una sensación de vacío, de “soltura”, el cuerpo no retiene el aire, lo entrega al espacio.

ATRACTIVA = RETENIDA

La inhalación es más intensa que la exhalación. Aquí nos queda aire dentro de los pulmones. Esta respiración retiene, la caja torácica se expande ya que al ingresar nuevamente más aire da una sensación de que el cuerpo crece.

NEUTRA = NEUTRA

El tiempo entre respiración inhalación/exhalación/apnea es el mismo. Es una respiración donde el tempo está regulado y genera una correcta oxigenación del cuerpo y la mente.

POSITIVA = ACTIVA

Respiración dinámica dónde la respiración se acelera en predisposición a la acción física. Esta respiración es necesaria para la movilidad y esfuerzo. La respiración acelera su tiempo cíclico. Como cuando corremos. Ya que necesitamos que el corazón bombee más sangre. En yoga por ejemplo esta puede ser la respiración de “FUEGO”.

NEGATIVA = PASIVA

Respiración lenta y profunda, vinculada a la respiración durante el reposo. Es una respiración muy lenta y pausada que sucede cuando dormimos, pero también la podemos buscar en la quietud y meditación.


“Lo que la respiración voluntaria provoca es una respiración espontánea de la vida” (ARTAUD, 1938)

Luego nos encontramos con una combinación de 6 respiraciones entre los tipos: NEUTRA, MASCULINA, FEMENINA. Si bien el autor no explica técnica o metódicamente estas combinaciones realiza un vasto análisis de comportamientos respiratorios y motores vinculados a distintas emociones. También menciona la geometría y órganos del cuerpo humano para describir ciertos aspectos expresivos y patológicos de la emoción. Aborda la medicina china y describe ciertos patrones interesantes de la búsqueda: “Convexo y cóncavo. Tenso y relajado. Yang y Ying. Masculino y femenino.”

Es importante subrayar desde el posicionamiento de la autora que analiza este documento, que lo masculino y femenino para Artaud fluctúa en sus escritos, entre la concepción binaria complementaria de los ciclos vitales orgánicos –adoptados sobre todo por las culturas orientales- y ciertas apreciaciones culturales patriarcales, sobre todo cuando describe las emociones “femeninas” como la angustia. Sin embargo, coincido en que la emocionalidad de los sujetos culturales, sobre todo la expresión de las mismas, está atravesada por una educación binaria emocional, donde se habilitan ciertas emociones a un polo y ciertas emociones al otro polo. Substancial destacar que el entrenamiento respiratorio -para abordar la emoción- rompe con el esquema binario para que el intérprete expanda su poder interpretativo sensible en todo el espectro emocional.





Sobre los puntos meridianos en la medicina china y los puntos de expresividad gestual de la emoción es interesante pensar que, estos puntos que conectan todos los sistemas del cuerpo/mente/espíritu, se sintetizan en el mover de la estructura ósea, en las tensiones musculares, en la dinámica respiratoria y la intencionalidad gestual expresada. En nuestro trabajo abordamos los 7 puntos elementales de la estructura expresiva corporal, este enfoque en el gesto expresivo, como la acupuntura, genera puntos análogos en el rostro. Podemos comprobar en la exploración que el movimiento en relación a la respiración consciente genera estados emocionales.


Por último, Antonin Artaud nos trae al espectador: “es necesario permitir que ese espectador se identifique con el espectáculo, y en cada respiración, y en cada tiempo.” El artista no olvida la intención comunicativa del arte y aborda la conmoción a través de la técnica. Alega que el teatro debe identificarse con la poesía y la ciencia ya que toda emoción tiene bases orgánicas.


La magia aquí no es otra que la alquimia orgánica que puede generar el intérprete en escena. La conmoción sigue siendo nuestro objetivo mayor, aprender técnicas de movimiento emocional desde el espacio hacia el infinito interior del espectador.


(Continuará)


BIBLIOGRAFÍA

ARTAUD, A (1965) El Teatro y su Doble. Editorial Sudamericana.

345 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo